lunes, 24 de abril de 2017

Tío

En medio de la noche tu recuerdo disipó mi somnolencia.
Palabras injustas e innecesarias que mencioné en tu contra, me castigan.

Veo tu cara, voy armándola en mi mente, preguntándome si hay algún detalle que olvido dibujar.
Revivo todos aquellos momentos en los cuales me gané tu sonrisa, tus abrazos, tus consejos, tu mano levantándome y guiándome.

Tu ausencia dolió desde el principio. La extrañeza, la incomprensión. Nadie entiende porqué te fuiste tan repentinamente.
Poco a poco vamos digiriendo y aceptando tu partida, sintiendo resignación y abandonando los múltiples cuestionamientos que nacieron con tu muerte.

Tu energía, tu buena vibra nunca va a abandonarnos.

Me comprometo a recordarte siempre... no llorando, sino riendo de tus chistes, tarareando las canciones que solías interpretar rasgando la guitarra. Cuidando siempre a tu pequeña niña que te extraña mas de lo que puede comprender, ayudándola a seguir adelante y a saber que siempre (donde sea que estés ahora) vas a apoyarla y a guiarla.

jueves, 20 de abril de 2017

Verde, noche, llamas, humo

Verde     Noche     Llamas     Humo

Cuatro palabras con las cuales te defino a la perfección. Pienso en vos y siento todo eso... veo todo eso y pienso en vos.

Está bien, me rindo. Admito que sucumbí ante vos. Admito que tus ojos me cautivaron desde la primera vez que los vi. Admito que en tu risa descubrí un nuevo sonido, único, inigualable (a veces me la imagino para sentirte cerca).
No digas nada, no quiero saber. 
He comprendido todo con tu última mirada.

Incertidumbre

Tras una noche empapada de agobiantes pensamientos autodestructivos y depresivos llegué a la neutra y mera conclusión de que realmente lo único que me queda por hacer es esperar... no una respuesta, tampoco un sí o un no rotundo. Esperar a que este sentimiento desesperanzado que me llena de incertidumbre se aplaque y aprenda (en los siguientes días) a disipar mi dolor para seguir adelante sin tanta amargura.

martes, 18 de abril de 2017

Intrigante, desesperante, deprimente.

Despierto hoy al igual que cada día, con la sensación de que una jornada monótona vuelve a comenzar.
Abro mis ojos, saludo a mi compañero y emprendo marcha...

Hay días tristes y días alegres pero siempre, siempre está ese sentimiento indescriptible, raro y apabullante que no logro disipar.
¿Es a caso miedo? ¿Es angustia?
No lo sé... ¿cómo hago para saberlo?
 Es una especie de neutralidad que surge desde lo mas profundo de mi ser. Un ente desconocido que anuncia su presencia pero no su razón.
Intrigante, desesperante, deprimente.
Me pregunto si siempre estuvo conmigo o lo fui adquiriendo con el pasar de los años.
Me pregunto si realmente existe o es mi cerebro queriendo divertirse.

Tío

En medio de la noche tu recuerdo disipó mi somnolencia. Palabras injustas e innecesarias que mencioné en tu contra, me castigan. Veo tu ...