jueves, 29 de septiembre de 2011

Buscando un poco de la libertad que siempre tuve...

No hay otra cosa en este mundo que desee con más ansiedad. La libertad está tan cerca... Puedo verla, pero no puedo sentirla. Está muy cerca, en frente de mis narices, sin embargo, cuando me estiro para abrazarla y fundirme con ella: se escapa. La distancia crece.La libertad se aleja. Aun así sigo viéndola, puede que más cerca que antes. Es tan frustrante no poder formar parte de ella. Me pierdo en un oscuro y triste agujero de soledad, de melancolía. No canto, no bailo; No hago mas que mirar la libertad que se encuentra tan cerca y tan lejos a la vez. Es entonces que comprendo que cuanto más intento alcanzarla más se aleja. Se hace presente el momento en el que entiendo que soy libre, soy yo.Solo estoy opacada por la ambición de obtener algo que, sin saberlo, siempre lo tuve. Lo único que debo hacer es cerrar los ojos y pensar en todo lo que viví  y en lo que me queda por ahora. Así puedo ser libre al fin y darme cuenta que lo único que me impedía la libertad era yo misma.


Bueno queridos lectores la verdad este texto salio muy rápido y posiblemente no lo comprendan... así es como me siento a veces y sé que es algo difícil entenderme. Hay momentos que ni yo lo hago...



2 comentarios:

  1. Me gusta, me encanta tu blog:)! Es bonita tu forma de expresarte :)

    ResponderEliminar
  2. Hermoso es sentirse libre. y poder respirar paz,sin nada que nos de tristeza.

    un escrito muy exquisito.

    besos

    |•• _| † | † |_••|

    ResponderEliminar

Tío

En medio de la noche tu recuerdo disipó mi somnolencia. Palabras injustas e innecesarias que mencioné en tu contra, me castigan. Veo tu ...