jueves, 29 de septiembre de 2011

Buscando un poco de la libertad que siempre tuve...

No hay otra cosa en este mundo que desee con más ansiedad. La libertad está tan cerca... Puedo verla, pero no puedo sentirla. Está muy cerca, en frente de mis narices, sin embargo, cuando me estiro para abrazarla y fundirme con ella: se escapa. La distancia crece.La libertad se aleja. Aun así sigo viéndola, puede que más cerca que antes. Es tan frustrante no poder formar parte de ella. Me pierdo en un oscuro y triste agujero de soledad, de melancolía. No canto, no bailo; No hago mas que mirar la libertad que se encuentra tan cerca y tan lejos a la vez. Es entonces que comprendo que cuanto más intento alcanzarla más se aleja. Se hace presente el momento en el que entiendo que soy libre, soy yo.Solo estoy opacada por la ambición de obtener algo que, sin saberlo, siempre lo tuve. Lo único que debo hacer es cerrar los ojos y pensar en todo lo que viví  y en lo que me queda por ahora. Así puedo ser libre al fin y darme cuenta que lo único que me impedía la libertad era yo misma.


Bueno queridos lectores la verdad este texto salio muy rápido y posiblemente no lo comprendan... así es como me siento a veces y sé que es algo difícil entenderme. Hay momentos que ni yo lo hago...



sábado, 17 de septiembre de 2011

Walt Disney... Un soñador.


Y así después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar...

Decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas,
Decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución,
Decidí ver cada como la oportunidad de encontrar un oasis.
Decidí ver cada noche como un misterio a resolver,
Decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.

Aquel día descubrí que mi único rival no eran mas que mis propias debilidades, y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos,
Aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar,
Descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui,
Me dejó de importar quien ganara o perdiera, ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.
Aprendí que lo no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.
Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener, es tener l derecho a llamar a alguien "amigo".
Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento,
"el amor es una filosofía de la vida".
Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente;
Aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar tantas cosas...
Aquel día aprendí que los sueños son solamente para realidad,
Desde aquel día ya no duermo para descansar...
Ahora simplemente duermo para soñar.

Walter Elías Disney. (1901-1966)


En el día de hoy les traigo un fragmento que escribió el mismo señor que nos dio la posibilidad de creer en princesas, de estar en un cuento de hadas con solo viajar a ese mundo maravilloso que se creó basado en sus magníficos trabajos. El señor que tubo ideas fantásticas y que, como buen luchador, siguió adelante para poder cumplir sus sueños.
Me gustó mucho este texto y llegó a mi, como quién dice "por arte de magia", apareció entre unos papeles y bueno... lo quise compartir...
¡¡Espero que les guste!!

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Y vuelvo a caer, otra vez...





Cuanto más intento olvidarte más te aferras a mi mente, a mi corazón.
Tus ojos, tu boca, tu pelo; Todo se confabula para volverme totalmente loca. Para bloquear mis pensamientos y no poder hacer otra cosa más que recordarte y perderme en un vacío desesperante.
La soledad se apodera de mi ser y lanza, bruscamente y sin piedad, tu rostro hacia mi mente.
Te veo tan débil, me apiado de vos y caigo otra vez hondo, muy hondo;
Todo está oscuro y lo único que hago es decidir olvidarte.
Y sé que tal vez estoy apunto de hacerlo pero... es que te veo y vuelvo a caer, otra vez.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Pablo Neruda... Un verdadero amante de la vida.


Un día, buscando frases encontré un libro algo viejo pero muy valioso. Ahí dentro hallé este hermoso poema. Lo comparto con ustedes para que vean lo lindo que es.

Para mi corazón

Para mi corazón basta tu pecho,
Para tu libertad bastan mis alas.
Desde mi boca llegará hasta el cielo
Lo que estaba dormido sobre tu alma.


Es en ti la ilusión de cada día.
Llegas como el roció a las carolas.
Socavas el horizonte con tu ausencia.
Eternamente en fuga como la ola.
 
He dicho que cantabas en el viento
Como los pinos y como los mástiles.
Como ellos eres alta y taciturna.
Y entristeces de pronto como un viaje.

Acogedora como un viejo camino.
Te pueblan ecos y voces nostálgicas.
Yo desperté y a veces emigran y huyen
Pájaros que dormían en tu alma.
 
 Pablo Neruda. 



sábado, 10 de septiembre de 2011

Maldito orgullo.

Hay momentos en los cuales las ganas de arrojar mi maldito orgullo por la borda me desespera.
El deseo de acercarme a vos y de una vez por todas gritarle al mundo cuanto te amo crece en mi interior cada vez que te veo, pero el orgullo sigue siendo mas grande.

Me presento ante ustedes...

Soy Chami y para ser franca no espero cien mil visitas, no espero doscientos seguidores. Espero haber encontrado el lugar donde explayar mis sentimientos me haga sentir mejor y espero también que dejen su reacción, ya sea buena o mala, sobre mis palabras. Generalmente uno no elije de qué forma expresarse. Esta es una de las mías...Ojala que mis palabras te ayuden o puedas sentirte identificada/o con ellas.

No mas para decir...

Tío

En medio de la noche tu recuerdo disipó mi somnolencia. Palabras injustas e innecesarias que mencioné en tu contra, me castigan. Veo tu ...